fbpx

Lectura del estadal telescópico

 

El estadal o también conocido como mira telescópica, es una herramienta topográfica que hace la función de una regla graduada, existen de varias medidas pero todo depende del que se ajuste a las necesidades del usuario, este instrumento en conjunto con un nivel, ayudan al profesional a calcular los desniveles de un terreno o polígono.

Por muy simple que parezca, su uso requiere de un cierto grado de profesionalismo y experiencia de parte del topográfo, puesto que para su lectura posee unas marcas peculiares expresadas en decímetros, es decir, con líneas de separación a cada diez centímetros, este a su vez se divide en marcas separadas por colores que forman una letra “E” que equivale a 5 centímetros y por último se subdivide en separaciones de a un centímetro, recalcando que en general solo son marcas con la excepción de  números que delimitan a cada  decímetro.

 

 

A pesar de saber la sencilla manera en la que se conforma la regla del estadal, su lectura sigue siendo un tanto dificultosa, ya que básicamente se maneja con cálculos mentales por su formato de su graduación, y para ello se requiere una buena visualización, también el tener claro la manera en la que se obtienen las cifras y sobre todo como antes se había mencionado, la vasta experiencia. Para una persona no capacitada puede llegar a ser complicado y confuso, debido a los elementos que lo conforman, sobre todo al momento de observar el objetivo  a través del ocular del nivel  y definir el resultado numérico de cada punto  sobre el terreno de estudio.

Se puede decir que para el uso correcto de este instrumento, depende  de varios factores influyentes, entre ellos está  la capacidad del usuario o la persona a cargo del estudio, también aplica la manera en la que se enfoque  y acomode el nivel, que es parte de los conocimientos de un topógrafo.  Cabe mencionar que en cualquier caso no se debe descartar el indicio de un  error de medición, puede ser de dos formas  ya sea accidental o sistemático, ambas pueden ser peligrosas para el resultado asertivo pero de igual forma ambas pueden ser previstas y reparables.

Cuando no se tiene una buena visualización o apreciación clara del instrumento, se generan limitantes para el observador por lo que se produce el llamado error de medición accidental. Otro caso sería el sistemático, que se produce cuando el instrumento tiene un mal ajuste, pero estas variantes de cálculo se pueden detectar a tiempo, con ayuda de ciertas formulas.

Con la experiencia se puede mejorar el uso de este instrumento, sin olvidar que se requiere de paciencia, práctica y la habilidad del topógrafo.

 

Deja un comentario

Whatsapp